TABLA DE EMBUTIDOS MALLORQUINES

TABLA DE EMBUTIDOS MALLORQUINES

Durante estos días estamos ofreciendo una extraordinaria tabla de embutidos a partir de una selección de productos elaborados por el prestigioso charcutero Xesc Reina y Can Company. Es una oportunidad de conocer mejor esta “cocina en frío” y probar embutidos locales mallorquines que han sido rescatados prácticamente de su extinción para llevarlos a un nuevo nivel. Nuestra tabla de embutidos incluye Figatella, Nora, Butifarra con queso, Fuet negro, Sobrasada con queso azul o Mahón.

Reina, reconocido maestro charcutero, es un artesano que cuida al detalle sus productos y ha conseguido una merecidísima fama dentro del sector, a pesar de optar por una propuesta innovadora, imaginativa y, por tanto, arriesgada si la contraponemos con la que ofrecen las grandes compañías de embutidos, por lo general más inmovilistas y conservadoras.

La incorporación de Xesc Reina a Can Company ha dado como resultado maravillosas combinaciones de ingredientes que elevan los embutidos a su máxima expresión. Aunque su carácter vanguardista y renovador impulsan a esta empresa hacia el futuro, sus raíces la asientan firmemente en el suelo de donde surgió, hace más de 50 años, en la isla de Mallorca. Can Company controla todo el proceso de producción, desde la alimentación de los animales hasta la venta final. La charcusine, como denominan a este movimiento, hace referencia al arte de combinar la tradición charcutera mediterránea con nuevos sabores y conceptos.

El cerdo negro, raza autóctona de Balears, es fundamental en Can Company. El porc negre produce una carne tierna que, debido a contener una menor cantidad de grasa que otras razas, lo convierten en un mejor aliado para la salud. El acido graso más común del porc negre es el ácido oleico, y este representa alrededor del 50 % de los ácidos grasos del cerdo negro.

 

Figatella: Según Xesc Reina ““una explosión de hierbas y aromas de Mallorca”. Se trata de un antiguo embutido asado al horno y envuelto en mantellina o redaño de cerdo. De exterior dorado y sabor intenso, en la farsa (mezcla de carne magra picada emulsionada con grasa) priman el hígado y la papada, que se condimentan con especias tradicionales de Mallorca.

 

Nora: La denominada nora, documentada en el siglo XVII por el médico psiquiatra Antoni Contreras, investigador de la cocina mallorquina, contiene ciruelas, pasas, albaricoques, frutos secos. Es un embutido ancestral de Mallorca, casi desaparecido, en que los frutos secos se aprovechaban para engrosar el relleno, a base de cerdo. Junto a la carne, estos se maceran con cazalla y especias tradicionales.

 

Fuet Negro: Aunque el fuet no es un producto típico de Mallorca, Can Company lo elabora a partir del cerdo negro. Se emplea  sólo magro y lomo de porc negre de Mallorca, con una curación que varía entre los 35 y 50 días, tal y como se hacía hace 200 años. Es un embutido poco especiado, ya que se sostiene sólo con el intenso sabor de esta raza porcina autóctona de Mallorca.

 

Butifarra con Queso: Embutido cocido en que la carne de cerdo se macera con queso tierno de leche cruda de vaca (Maó-Menorca) y hierbas aromáticas. El relleno, de sabor delicado y aromatizado con pimienta blanca, presenta tropezones de queso apreciables a simple vista.

 

 

Sobrasada Queso Azul: Otro embutido fruto de la imaginación de Xesc Reina es sa blava. Se trata de una sobrasada, aunque no pueda denominarse así, con queso azul de Molí de Ger. Es un queso de gran calidad, que da al producto un sabor tan peculiar como exquisito.

Share

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *