Sin categoría


Nordesía Tinto

Cada vez son más los vermús gallegos que se comercializan y encuentran en el mercado una acogida más que favorable por parte de los consumidores, que agradecen y reconocen así no solo la calidad del producto sino el trabajo y la dedicación que hay detrás del mismo.

Este mes os recomendamos el vermú tinto de Nordesía que tiene una calidad indiscutible. De hecho, fue galardonado en 2016 con la Medalla de Oro (tanto para el vermú blanco como para el tinto) por el prestigioso certamen de vinos y espirituosos en el Concurso Internacional celebrado en Bruselas (Concours Mondial de Bruxelles)

El vermú Nordesía Tinto tiene el carácter que le aporta su procedencia genuinamente atlántica y una personalidad que sorprende por su frescura, versatilidad y elegancia. Este vermú es fruto de un esfuerzo continuado ya desde el comienzo de la labor vitícola. Nace en lo alto de la Ribeira Sacra, entre bancales imposibles en los que se cultiva la variedad de uva Mencia empleada en su elaboración. Es el único (de los tres vermús monovarietales gallegos que ofrece Nordesía) que se elabora con uva tinta.

Después de la fermentación de la uva se inicia el proceso de destilación que dura unas 4 horas. La maceración se realiza en frío y se infusionan las plantas aromáticas (ajenjo, genciana, sauco, laurel, salicornia…) en un destilado vínico durante aproximadamente un mes. Finalmente, el vermú tinto reposa tres meses en barrica de roble y, pasado este plazo, se procede al embotellado.

En nariz muestra una sorprendente y atrevida combinación de frutas: cereza, nectarina y manzana que dan paso a un sinfín de matices. Transmite sensaciones vibrantes, de fuerza y gran sensualidad. Marida perfectamente con recetas con pulpo, carne y platos grasos.