Vinos


VINOS DEL MES – MARZO 2018

Para el mes de Marzo hemos traído tres vinos que aunque han sido elaborados cada uno con una variedad de uva diferente coinciden en la calidad extraordinaria que ofrecen. Si aún no los habéis probado, os recomendamos que paséis por El Economato para conocerlos mejor.

 

CUEVA DEL CHAMÁN

¿Qué se encierra en la “Cueva del Chamán”? Seguramente muchos misterios y secretos aún por descubrir. Nosotros queremos aclarar algunos de los que atesora este vino tinto de Santa Cruz de Alpera que pertenece a la D.O. Almansa.

La principal característica de este vino es que en él predomina la variedad vinífera “Garnacha Tintorera” (85%), una variedad autóctona de la zona denominada así por su pulpa coloreada de una intensidad superior al resto de variedades de todo el mundo. Ésta procede del cruce de Petit Bouchet con Garnacha Tinta (la francesa Grenache).

Otro aspecto que hace especial a este vino es la ubicación de sus viñedos, situados a una altitud de 900 a 1.100 metros, en suelos calizos con poca materia orgánica, textura arenosa y poco fondo.

Finalmente, también es importante la influencia del clima continental, riguroso y seco, con inviernos muy fríos y veranos muy calurosos, condiciones estas que alargan el proceso de maduración y que aportan un contraste de temperatura que hace que la Garnacha Tintorera produzca una concentración de taninos y de color en las fases últimas de maduración.

En definitiva, todos estos elementos junto con el proceso de crianza (4 meses en barrica francesa de 225 litros y 6 meses en botella) dan a Cueva del Chamán su característico color púrpura intenso y limpio, dotándole de los aromas torrefactos propios de la barrica francesa y de toques de arándanos y frutas del bosque procedentes de la Garnacha Tintorera. En boca muestra una entrada golosa y una persistencia que se prolonga gracias al equilibrio entre taninos y acidez. Es ideal para consumir con carne asada, pasta, pizza y legumbres.


CINDUS

Legado de Orniz nace en España en una de las zonas vitivinícolas más antiguas y prestigiosas de la Denominación de Origen Toro, San Román de Hornija, y nace con el profundo compromiso de elaborar vinos únicos en el mundo basándose en el respeto y el profundo conocimiento de las tierras y el medio ambiente. Sus dos primeros vinos “Epitafio” y “Triens“, tuvieron entre los consumidores una excelente acogida. Si bien ambos emplean en su elaboración uvas procedentes de viñedos de San Román de Hornija, se diferencian únicamente por la edad de las cepas. Cindus también se elabora con uvas de los mismos viñedos con las que se produce “Triens” (viñedos de 40 y 60 años), sin embargo, su tiempo en barrica es menor (6 meses de crianza en barricas de roble francés).

La variedad de uva Tinta de Toro se beneficia de las excepcionales condiciones climatológicas que se prestan en la zona para una perfecta maduración, lo que permite que se exprese toda la intensidad y la potencia frutal de la uva. Exhibe un color rojo picota con matices violáceos y un aroma fresco con alta concentración frutal en la que destacan los frutos rojos y notas de ciruelas y fresas maduras, integrados con los delicados aromas aportados por sus 6 meses en barricas. Posee un gusto vibrante, de intensidad media y persistente en boca gracias a sus taninos dulces y redondos. Es un vino delicado hecho para disfrutarse en copeo como aperitivo y también ideal para acompañar comidas como pescados blancos a la plancha, pastas, quesos y carnes de ave.


VIUDA NEGRA CRIANZA

La viuda negra no sólo es una araña temida por poseer un veneno 15 veces más potente que el de la serpiente de cascabel, también es el nombre de este excelente crianza embotellado por Javier San Pedro Ortega, quien justifica la elección del nombre “porque queríamos crear un vino para seducir, que la persona que lo estuviera bebiendo se sintiera atraída por volver a probarlo, creando así un vino muy incipiente, que invita a beber. Un vino seductor como la araña Viuda Negra…”. En este sentido, Viuda Negra Crianza cumple con el objetivo marcado por Javier San Pedro según el cual los vinos deben contar una historia, “historias de recuerdos, agradecimientos, sueños…”. Viuda Negra Crianza cuenta la historia de un sueño de seducción.

Este vino pertenece a la gama Viuda Negra (Viuda Negra Finca Villahuercos, Viuda Negra Prado de las Almas, Viuda Negra Nunca Jamás, Viuda Negra Finca La Taconera y Viuda Negra Vendimia Tardía) y pretende recuperar viejos viñedos de la zona obteniendo la máxima calidad de cada parcela.

Siguiendo la idea de que un gran viñedo es el elemento fundamental para un gran vino, los viñedos de los que procede este vino cuentan con más de 20 años de antigüedad y se asientan en las faldas de Sierra de Cantabria, en zonas de laderas y terrazas con una perfecta exposición solar y un suelo pobre, ideal para conseguir uvas de piel más dura y mosto más concentrado. 100% Tempranillo, elaborado con uva despalillada y tras un largo periodo de maceraciones (21 días), permanece 14 meses en barrica de roble francés.

Presenta un atractivo color rojo picota. En nariz el vino tiene aromas de fruta madura, aparecen especias negras y minerales, que otorgan al vino un carácter fino y elegante. En boca está perfectamente estructurado, con cuerpo, con taninos nobles, buena acidez, sabroso, amplio y largo. Tiene un retrogusto largo y armonioso. Perfecto con carnes rojas, caza y asados.