ARTUKE, EL CASTRO DE VALTUILLE Y PAROTET VERMELL

ARTUKE, EL CASTRO DE VALTUILLE Y PAROTET VERMELL

En mayo nos hemos inclinado por traeros un vino de Rioja, otro del Bierzo y un tercero de Valencia. Son Artuke, El Castro de Valtuille y Parotet Vermell, respectivamente. Os van a encantar, podéis probarlos como las referencias recomendadas del mes en El Economato de calle Belén, 5.

Artuke 2015 (95% tempranillo y 5% viura) es muy fresco y aromático. Procede de las bodegas del mismo nombre, ubicadas en Baños de Ebro, en la provincia de Álava. Los viñedos se asientan en un suelo predominantemente arcillo-calcáreo, entre esa localidad y la riojana de Ábalos. Se trata de 32 parcelas situadas a una altitud que va de los 420 a los 480 metros.

La familia Miguel Blanco está detrás de este proyecto de vinos de marcada personalidad. Empezaron como muchos otros viticultores de la zona produciendo uva a granel. Las nuevas generaciones confiaron en las virtudes de la tierra y pasaron a embotellar un vino joven. La base de su producción es un profundo conocimiento de lo que la idiosincrasia del paraje puede aportar.

En cuanto al Castro de Valtuille 2015 (100% mencía) tiene aromas de frutas negras y notas especiadas y herbáceas. Se elabora en Bodegas y Viñedos Castro Ventosa. Están situadas en un pequeño pueblo del Bierzo llamado Valtuille de Abajo. Sus 300 parcelas de viñedos se encuentran sobre suelos de arena y tiza, y entre 530 y 628 metros.

Diferentes generaciones de una misma familia están relacionadas con la bodega, de una u otra forma, desde 1752. Ese año ya hay constancia de la adquisición de algunas tierras por parte de los antepasados de los actuales propietarios. Ellos han marcado sus vinos con un carácter propio y alejado de las modas. Para ello extreman los cuidados desde la propia viña y durante todo el ciclo de producción.

Finalmente, el vino Parotet Vermell 2014 (monastrel, garnacha y mandó) es muy frutal, con aromas de arcilla mojada y hierbas. Procede de Celler del Roure, una bodega familiar situada en Moixent (Valencia), cuyos viñedos están localizados en tres fincas que se encuentran a unos 550 metros de altitud, sobre suelos franco-arenosos y arcilloso-calizos.

Su propietario, el ingeniero agrónomo Pablo Calatayud, trabaja por la recuperación de variedades autóctonas del Levante, como la uva mandó que está presente en este vino. De la misma forma, y gracias a unas escrituras del siglo XVII que hacían referencia a una de sus fincas, también ha podido localizar y recuperar una bodega subterránea con unas 100 tinas de barro.

Esperamos que todos estos detalles os hayan despertado el interés por conocer estos estupendos vinos: Artuke, El Castro de Valtuille y Parotet Vermell. ¡Os esperamos!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *